SIMETRÍA MASCULINA, ORGASMOS FEMENINOS






Más simetría del cuerpo masculino,
más orgasmos femeninos






El vínculo entre el atractivo y la simetría facial parece que no solo se mantiene entre personas de raza blanca y las de raza negra, sino que también parece existir en los primates no humanos, según un estudio publicado en la revista de ciencia PLoS Uno.
Sin embargo en este artículo no se habla de uno de los más notables estudios en la relación entre el sexo y la simetría. Ese estudio elaborado en 1995 encontró que la probabilidad de que se produzca el orgasmo femenino durante el acto sexual, está en relación directa con el grado de simetría corporal de la pareja masculina.
Este estudio que fue dirigido por el biólogo Randy Thornhill y contó con la colaboración de 86 parejas jóvenes, se realizo por una parte, rellenando una serie de cuestionarios sobre su relación, (entre las preguntas que se les realizaron había una sobre la frecuencia con que la pareja femenina tenía un orgasmo durante la práctica sexual). Para posteriormente, realizar medidas de las proporciones corporales del cuerpo del varón y poder ver la relación de asimetría que poseía y realizar comparaciones con la del resto de los participantes.
En el análisis final, ni la edad del varón, ni su riqueza, ni sus habilidades sociales, ni su atractivo físico o el estilo de la relación que mantenían, predijo estadísticamente la frecuencia del orgasmo femenino. Sólo la simetría corporal fue estadísticamente asociada con la posibilidad de que las mujeres llegaran al orgasmo durante el sexo.
Los investigadores pensaron entonces que quizás las mujeres que tienen más posibilidad de alcanzar el orgasmo, o que simplemente son “más sexuales”, buscaban a los más simétricos (y mejores parejas sexuales) de entre los varones. Pero cuando se observo la frecuencia de orgasmos que tenían fuera de la cópula con sus parejas (como por ejemplo durante el sexo oral o la masturbación), la relación con la simetría masculina desaparecia, lo que sugiere que este no era el caso.
El estudio de 1995, y el nuevo estudio publicado en PLoS , también sugieren que la simetría se asocia con algunas características masculinas más generales- un cuerpo de mayor tamaño en el estudio sobre orgasmo del 95 y unos rasgos faciales más típicamente masculinos en el estudio de PLoS.
La explicación evolutiva propuesta por los autores es que el orgasmo femenino durante la cópula puede hacer más probable el embarazo, por lo que puede ser una estrategia adaptativa para aumentar la fertilidad cuando se hace el amor a los hombres con los genes que tienen más probabilidades de producir niños sanos.
No obstante, como aumenta el orgasmo con la simetría corporal no está claro. Los autores especulan que en las mujeres buena percepción masculina (muy simétrica) podría psicológicamente hacer crecer la excitación sexual, pero esta relación es en gran medida una conjetura.

Artículo original —Vaughan en Mind Hacks